Browsing Tag

Salve

Historia Salento Viajes

Las torres costeras del Salento, mudas centinelas del mar

torres costeras del Salento

Hola cari amici, hoy hablaremos de las torres costeras del Salento. Quien ha visitado esta tierra seguramente sabrá a qué me refiero, quien aun no ha tenido esta oportunidad debe saber que la península salentina está rodeada de torres defensivas a lo largo de toda su extensión sea por el lado adriático que por el jónico.

Muchos os estaréis preguntando cuál era la función de tal imponente sistema defensivo. La respuesta la encontramos en los eventos del  siglo XV. Durante este periodo la península salentina sufrió numerosas incursiones de piratas y una tentativa de ocupación veneciana. Después de la caída de Costantinopla en el 1453 comenzó una nueva situación de inseguridad en todo el Mediterráneo. Dada esta situación, una de las tierras que sufrió más las consecuencias sea en términos de inmigración desde oriente, sea en términos de seguridad fue el Salento. En 1481 Otranto, la ciudad más importante de entonces de la península salentina, fue saqueada a manos de los turcos. En el 1484 fueron los venecianos a intentar ocupar la península desembarcando en la costa Ionica cerca de Mancaversa. En la primera parte del XVI siglo siguieron las incursiones de los piratas que saquearon el territorio en las fechas de 1522, 1532, 1537, 1543 y el 1544.

Torre Vado

Frente a esta situación en los años que van desde 1562 al 1567 el emperador Carlos I en un intento de limitar los daños procurados por las incursiones de los piratas en la península salentina decidió promover un programa defensivo basado en la construcción de torres de observación. El emperador pensaba que construyendo una serie de torres costeras a lo largo de toda la península salentina con una distancia equidistante unas de otras podría ayudar a avistar al enemigo en lontananza y dar la posibilidad a las poblaciones de ponerse en salvo en el interior de villas amuralladas. El funcionamiento de las torres costeras era muy simple, el centinela que avistaba en lontananza un barco enemigo señalaba el peligro tocando una campana o con una señal de humo que servía para avisar a las torres cercanas que a su vez propagaban con la misma modalidad la alarma. Al mismo tempo el centinela iba a informar al poblado fortificado más cercano utilizando un caballo.

El plan de defensa aragonés preveía una serie de torres de nueva construcción con material local y planta cuadrangular por garantizar una mayor defensa de los ataques con artillería. También se promovió un programa de recuperación de torres más antiguas de época angiovina y suabia que se caracterizan por una base cilíndrica. (para saber más te aconsejamos leer el artículo sobre Torre Vado).

Los resultados no fueron los esperados durante el siglo XVII y siguieron los ataques a las costas salentinas. Zonas como el Capo de Leuca (para saber más sobre esta localidad puedes leer Santa Maria di Leuca  ) se quedaron despobladas o registraron una bajada de la población muy consistente. No todos lo ataques de los piratas tuvieron éxito y se registraron también resistencias y victorias como en el caso de Salve. En el siglo XIX  con el cese de las incursiones turcas se procedió al desarme de las torres costeras.

De las 80 torres censadas en el 1749 que por casi 300 años fueron las centinelas mudas del Salento, hoy en día no quedan más que unas 50. Algunas de las torres están en un estado muy precario como el caso de Torre Pali, otras por suerte en un buen estado como el caso de Torre Suda.

Para aquellos que decidan viajar al Salento os aconsejamos alquilar un coche y rodear toda la península salentina para poder apreciar esta estupenda costa y a reflexionar sobre el mediterráneo y su historia.

Bibligrafía:

Onofrio Pasanisi, “La costruzione generale delle torri marittime ordinata dalla R. Corte di Napoli nel XVI secolo“, in Studi di storia napoletana in onore di Michelangelo Schipa, I.T.E.A, Napoli 1926,
Vittorio Faglia, “La difesa anticorsara in Italia dal XVI secolo”, in Castella, X, 1975
Vittorio Faglia, “Tipologia delle torri costiere nel Regno di Napoli“, Roma 1975
Maria Letizia Troccoli, “Le torri costiere, in Castelli, torri ed opere fortificate di Puglia”, a cura di Raffaele De Vita, Bari 1975, pp.
Giovanni Cosi, “Torri marittime di Terra d’Otranto”, Congedo, Galatina 1992

Arqueología Historia Itinerarios Salento Viajes

Salve la ciudad que resisitió a los Piratas

Salve

¡Hola cari amici! seguimos con el viaje por esta hermosa tierra del Salento en el sur de la Puglia. Dejamos a nuestras espaldas Torre Vado y las hermosas playas de Pescoluse para visitar el antiguo pueblo de Salve.

Saliendo de Pescoluse y siguiendo la strada provicinciale 339 después de tan solo 5 Km nos encontramos con el pueblo de Salve. El territorio donde hoy en día surge el poblado de Salve tuvo ocupación humana ya en la edad prehistórica como nos indican las recientes investigaciones llevadas a cabo en la cueva de Grotta Montani. Durante la etapa griega (1440 a.C.  al 470 a.C.) el poblado originario fue habitado por una población los mesapicos un pueblo de origen griega que había colonizado todo el Salento. El antiguo poblado mesapico se localizaba a las afueras del centro actual, precisamente en un campo hoy conocido con el nombre de la “Chiusa“.

Salve

 

En el 267 a.C. con la derrota de Taranto y de las colonias griegas todo el Salento, que en aquel tiempo estaba bajo el dominio de los mesapios, pasó a estar bajo el dominio romano.

Con la derrota de las poblaciones griegas los romanos reorganizaron el territorio y fundaron nuevas ciudades o impulsaron centros ya existentes. Según las leyendas fundacionales, comunes en muchos pueblos salentinos muchos topónimos hacen referencia  al nombre del legionario asignado al lugar.  Según tal leyenda Salve nació en las tierras del centurión romano Salvius, de donde proviene el nombre de Salve.

El pueblo de Salve durante la edad media tuvo un gran desarrollo y para poderse defender de los ataques del mar se doto de una cinta muraría que fue completada en el 1415. Durante el XVI  el centro habitado se fortificó aun más con los palacios señoriales que se dotaron de torres defensivas. Siempre durante el siglo XVI  la ciudad y su territorio fueron repetidamente atacados por piratas y corsarios proveniente de Argelia. El pueblo de Salve siempre supo defenderse y resistir a los intentos de saqueo gracias a un buen sistema defensivo y al valor de sus habitantes.

SalveSalve

 

Hoy en día en el centro histórico de Salve podemos visitar y disfrutar de hermosos palacios como la casa torre de los Montano o de los Notarise. Paseando para el centro podemos apreciar las características casas a corte típicas de la zona.

En el pueblo de Salve también podemos apreciar en la iglesia  de San Nicola el órgano operativo más antiguo de Puglia el Olgiati-Mauro datado 1628. En el pueblo podemos disfrutar también de un antiguo molino de aceite hipogeo típico de la región y testigo de las antiguas actividades industriales de la zona.

SalveSalve