Browsing Tag

ciudad

Atenas Ciudades Viajes

Descubriendo Atenas: Monastiraky

Monastiraky

Hola a tod@s cari amici hoy en la sección dedicada a mi experiencia en Atenas me gustaría hablaros de Monastiraky. Si queréis leer la entrada anterior dedicada al barrio ateniense Psiri haced click aquí.

Monastiraki constituye junto con Psiri una de las zonas más interesantes y animadas de Atenas, su denominación se debe al pequeño monasterio situado en la plaza homónima.

Ubicado a los pies de la zona norte del Acrópolis, Monastiraki es una de las principales zonas comerciales de la ciudad gracias a su mercadillo. En éste se pueden encontrar todo tipo de artículos, desde ropa de segunda mano, hasta CD´s, libros o antigüedades.

Además de comprar algunos recuerdos en el mercado, Monastiraki es una zona muy recomendable para sentarse en alguna de sus terrazas y degustar las especialidades de la gastronomía griega. En las terrazas o en la plaza principal del barrio podemos disfrutar de numerosas tabernas (típicas en Atenas) donde podemos probar todo tipo de gastronomía tradicional griega desde comida rápida como el Souvlaki y el Gyro Pita hasta platos más clásicos como Mousaka, Horiatiki (Ensalada Griega), Dakos (Ensalada de Creta). En mi experiencia, siendo el tiempo una cosa que siempre me falta, me gustó mucho la comida rápida de esta zona en particular así que si os gusta el pan de pita y el gyros (Carne asada verticalmente, servida a tiras y acompañada con patatas en pan de pita) os consejo probar el The greco’s project .

Monastiraki  es un barrio rico en historia, monumentos y restos arqueológico que se pueden visitar. Uno de los sitios arqueológicos más conocidos de la zona es seguramente la Biblioteca de Adriano. La Biblioteca de Adriano fue construida en el año 132 d.C. bajo las órdenes del emperador romano Adriano y también era conocida como la “Biblioteca de las cien columnas”. Próximamente hablaremos más detalladamente de la Biblioteca de Adriano.

En esta zona de la ciudad también podemos encontrar los restos arqueológicos del Ágora antigua de Atenas y del Ágora romano. Como en el caso de la biblioteca de Adriano también para las dos Ágoras escribiremos una entrada más detallada.

Existen números museos ligados a la tradición cultural, gastronómica y folclórica de Grecia como el Museo de Gastronomía Griega, museo de Cerámica tradicional Griega y el Museo de Arte Popular griego y de Instrumentos musicales populares griegos.

En mi experiencia el Barrio de Monastiraky es de las zonas más vivas de la ciudad sobre todo en horario diurno gracias a su mercadillos, terrazas y patrimonio. Es de visita obligada en mi opinión.

 

 

Arqueología Ciudades Historia

El Jardín de Boboli

El Jardín de Boboli

Hola cari amici, hoy me gustaría hablaros de uno de los lugares históricos que tuve la suerte de visitar durante mi estancia de trabajo con WAZOGATE en Florencia (para saber más sobre mi trabajo desarrollado en la ciudad Toscana puedes leer Nueva aventura en Florencia ). El lugar que analizaremos en el post de hoy es  Il Giardino de Boboli ( el Jardín de Boboli).

El Jardín de Boboli se encuentra en el la parte posterior de Palacio Pitti, primera residencia de los Medici, luego de los Lorena y por último de los Savoia. Se trata de un gran espacio verde que ocupa alrededor de 45.000 metros cuadrados y es un ejemplo de jardín italiano.

 

Historia del jardín:
El núcleo originario del jardín se remonta al 1418, cuando Luca Pitti compró desde la familia Borgolo algún terreno de la zona del Oltrarno, con el objetivo de construir un gran palacio. Las obras de ampliación del palacio y del jardín empezaron en el 1549 cuando la propriedad pasó a los Medici.  El proyecto del jardín fue confiado al arquitecto Niccoló Tribolo. Después de la prematura muerte del Tribolo, quien completo los trabajos del jardín fue Bartolomeo Ammannati (si quieres saber más sobre él te aconsejamos leer el artículo la Biblioteca Laurenciana).

La ampliación más grande del jardín se realizó durante el gobierno de Cosimo II de Medici (1609-1621) y la primera vez que se abrió al público fue en el 1766 con el granduca Leopoldo II. En el 2013 el Jardín de Boboli fue declarado patrimonio de la humanidad.

El Jardín
El Jardín de Boboli se desarrolla alrededor de un eje principal, a los lados del cual se encuentran terrazas, fuentes, estatuas, viales, setos verdes..

Entrando en el jardín nos encontramos inmediatamente con la Fontana del carciofo realizada por Francesco Susini y Francesco del Tadda en el 1639 y colocada en la entrada del jardín en el 1641.

Uno de los primeros espacios que nos encontramos entrando en el jardín siguiendo el eje principal es el Anfinteatro, inaugurado en el 1637. En la entrada de este espacio podemos admirar un obelisco egipcio transportado directamente desde Egipto en el 1789 .

 

Avanzando por el vial principal encontramos otro espacio, el Bacino di Nettuno creado en el 1777, que alberga la fuente del Neptuno, llamada por los florentinos la “Fontana della Forchetta”.

Avanzando en línea recta nos encontramos con otro espacio dominado por la escultura de la Abundancia del Giambologna.

Subiendo por el eje principal hacia los antiguos bastiones proyectados por Miguel Ángel en el 1529, llegamos al Prato del Cavaliere una de las áreas más altas de el jardín de Boboli donde podemos disfrutar de una magnífica vista sobre las villas florentinas. En este espacio nos encontramos con el actual museo de la porcelana, palacio un tiempo utilizado por el cardenal Leopoldo Medici para su meditaciones.

 

Desde este punto nos podemos separar del eje principal y explorar la zona este del Jardín donde podemos encontrar la Kaffeehaus, una construcción rococó. A los lados de la construcción encontramos pequeñas cuevas decoradas, con el objetivo de generar refrigerios durante los días calurosos. Una de estas cuevas es la Grecolatina della Madama proyectada por el Tribolo decorada con figuras grotescas. En estos espacios podemos encontrar también varias estatuas y la fuente del Bacchino con una estatua que representa a Morgante, el enano de la corte de Cosimo I de Medici.

En esta zona también podemos admirar la Grotta del Buontalenti. Es un espacio único, ejemplo del manierismo italiano. Fue realizado entre los años 1583 y 1593, empezada por el Vasari, fue terminada por el Buontalenti por voluntad de Francesco De Medici. La construcción representa tres áreas que simulan unas cuevas con estalactitas y esponjas. Las zonas están decoradas por espléndidas estatuas, entre otras señalamos la Venere del Giambologna.

En la parte Oeste del eje principal bajando por nos encontramos con el Prato del Uccellatore donde podemos admirar el Tindaro Screpolato, una escultura de bronce  realizada en el 1998 por Igor Mitoraj.

Desde este punto encontramos el Viottolone, un espléndido vial arbolado con cipreses y estatuas que nos conduce hasta el Piazzale del Isolotto.

En el Piazzale del Isolotto podemos admirar la fuente que representa al Océano del Giambologna circundada por tres esculturas que simbolizan los tres grandes ríos Nilo, Ganges y el Eufrates.

 

Consideraciones Personales:

La visita al Jardín de Boboli es algo absolutamente obligatorio si queremos perdernos en la tranquilidad de este espléndido espacio verde de Florencia. La visita es gratuita para los florentinos mientras que para los turistas es de pago con billetes que incluyen la entrada a varios espacios del Palacio Pitti o también se puede comprar la sola entrada para los jardines. De todas formas podéis encontrar todos los horarios, coste e información pinchando aquí.

Personalmente la visita al jardín ha sido una experiencia muy agradable, es muy interesante que al pasear por el jardín podamos encontrar  esculturas de épocas pasadas y muestras de obras contemporáneas. El estado de conservación del jardín es sin duda impecable, y los paneles informativos ayudan de manera sencilla a orientarse en el interior del jardín, por eso no podéis perderos la oportunidad de visitar este espacio único en el panorama florentino.

Ciudades Historia Viajes

Elvas la ciudad Cuartel

Elvas la ciudad Cuartel

Hola cari amici hoy en archeoandrea hablaremos de Elvas (Alentejo Purtugal) .

Elvas es la mayor y más poblada ciudad portuguesa situada en el distrito de Portalegre, en la región del Alentejo, contando con 28. 279 habitantes.

La ciudad portuguesa se encuentra muy cerca de la frontera española, a tan solo 10 Km de la ciudad española de Badajoz. Elvas posee un patrimonio histórico considerable, habiendo sido declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco el 30 de junio de 2012.

La ciudad de Elvas es conocida como la ciudad cuartel, dada su posición en el confín entre Portugal y España. La tensión que periódicamente interesaba las relaciones entre los dos países llevó a proteger las ciudades cercanas a los límites de respectivos países. Elvas fue una de las ciudades más fortificadas de Portugal y hoy en día nos deja innumerables testimonios de estas luchas territoriales que dejaron a su paso un rico patrimonio arquitectónico y militar.

El sitio contiene fortificaciones de los siglos del XVII al XIX. Se trata del mayor sistema de murallas y fosos secos del mundo. Dentro del recinto amurallado hay barracones y otros edificios militares así como iglesias y monasterios. Aunque Elvas tiene vestigios arqueológicos del siglo X, la construcción de sus fortificaciones comenzó con la independencia de Portugal, en 1640. Diseñadas por el jesuita holandés João Piscásio Cosmander, son el mejor ejemplo todavía existente de la escuela holandesa de fortificación de todo el mundo. El sitio incluye también el acueducto de Amoreira, construido para que la fortaleza soportara largos asedios sin carecer de agua.

Castillo

El Castillo de Elvas fue construido sobre una antigua fortaleza musulmana conquistada por Sancho II en siglo XIII.

Durante el reinado de Dinis se introducen algunas mejoras como la reforma de la torre del homenaje y la ampliación de la zona defensiva con torreones. En época del rey Fernando se amplían las murallas con la incorporación de 22 torres.

En el siglo XV el castillo pasó a tener un carácter más residencial que defensivo, sirviendo como residencia para los alcaldes de la ciudad.

Los Fuertes De Santa Luzía y Nuestra Señora de Gracia

Elvas es una de las pocas ciudades europeas que ha conseguido mantener gran parte de sus murallas medievales y la totalidad de su fortificación abaluartada. Este entramado defensivo se reforzó con dos fuertes, que se empezaron a construir en el 1763, por ser completado 20 años después, exteriores situados en sendas colinas que cobijan la ciudad: Santa Luzía y Nuestra Señora de Gracia. Todo este conjunto defensivo tiene a gala el no haber sido nunca tomado por fuerzas enemigas.

Acueducto de Amoreira

Elvas es especialmente famosa por su gran acueducto, construido entre los siglos XV y XVII; una gran obra de ingeniería que merece la pena ver.

Pelourinho

El Pelourinho datado siglo XVI,  antiguamente se encontraba extramuros ya que era el lugar de donde colgaban a los reos condenados a muerte. Se trata de un pináculo con decoración de pomas de la que salen cuatro herrajes en la parte superior de donde se colgaban los cuerpos. Fue destruido en 1872, y algunos restos fueron a parar al Museo Municipal hasta que un proyecto de Vitalino de Albuquerque propone su restauración en su emplazamiento original aprovechando las piezas originales.

Monumento religioso:

Iglesia de Nossa Senhora da Assunção, antigua Catedral de Elvas

La antigua catedral de Elvas, cuyo autor fue Francisco Arruda, datada de 1517, tiene planta longitudinal y se compone de tres naves. Pasó por reformas en el s. XVII e incluye elementos de arquitectura manuelina, barroca y rococó.

Iglesia de las Dominicas

Antiguo convento femenino de la Orden Dominicana, fundado en 1528. La iglesia que vemos hoy fue principiada en 1543, con las obras realizadas en 1557 en el lugar donde una vez estuvo la Iglesia de Madalena. Es un edificio de planta rara octogonal con un portal renacentista y un interior completamente recubierto de azulejos. El dorado del altar es obra de los finales del siglo XVII. La extinción de las órdenes religiosas en 1834 promovió el abandono del convento que aun vendría a durar hasta el año de 1870, cuando muere su última monja Ana Inácia de Gusmão. A principios de siglo XX se decidió por la demolición del convento, excepto la iglesia. En su lugar se realizó una sala de cine, viviendas particulares y una escuela primaria.

Como conclusión os aconsejo vivamente visitar la ciudad de Elvas, es un lugar espléndido donde podéis encontrar un patrimonio increíble, tanto militar como religioso. Durante la visita podéis también disfrutar de una buena comida portuguesa en varios restaurantes de la zona, a mí me aconsejaron el Restaurante El Cristo, la experiencia calidad precio fue positiva, especialmente con la Zapaiteira aunque el bacalao a la dorada se puede encontrar de mejor cualidad en cualquier restaurante portugués. Si pensáis ir a este restaurante os aconsejamos que si no queréis esperar mucho tiempo para recibir una mesa evitéis ir el fin de semana.

¡No dudéis en visitar Elvas! Próximamente hablaré más de esta espléndida ciudad. Puedes descubrir más guías de ciudades pinchando  aquí 

Atenas Ciudades tips de viaje Viajes

Descubriendo Atenas: Psiri

Descubriendo Atenas

Buenos días a tod@s, hoy empezamos una nueva sección en el blog dedicado a descubrir Atenas, sus barrios, su gente y su patrimonio cultural. Como todo en mi vida esta no es una guía al uso. Os hablaré sobre todo de aquello que he visto y vivido y quiero compartir con vosotros. En esta primera entrega descubriremos la vida diaria en el barrio de Psiri.

Antes de todo pero me gustaría hacer un paso atrás y deciros el por qué de este viaje. Como muchos de los que me seguís en las redes ya sabéis, soy el editor de la revista de cultura y lifestyle Wazo Magazine y el CEO de WazoGrowth. Mi trabajo me permite viajar mucho y trabajar en proyectos innovadores en el campo de la cultura por toda Europa. Uno de estos proyectos llamado European Coworkings, me permitió viajar hasta Grecia precisamente a Atenas, y vivir y trabajar en la capital griega por un mes.

Psiri

Durante mi estancia mi base para vivir fue el barrio de Psiri. El barrio se encuentra en la zona central de Atenas, para llegar basta bajar en el metro en la estación de Monastiraki y cruzando la calle Ermou entramos en el Barrio de Psiry. El barrio actualmente es muy popular y es conocimdo como el Soho ateniese. Es un barrio emergente, rico en vitalidad durante el día con empresas innovadoras en el campo del diseño, de la moda y de la gastronomía.  Por la noche es un ambiente vibrante con la presencia de muchas tabernas y clubes. Durante mi estancia pude alojarme muy satisfactoriamente, en un apartamento de Live in Athens con vistas sobre la pequeña plateia Iroon. Si estáis en modalidad digital nomad como yo y necesitáis un sito para trabajar y una comunidad estimulante para desarrollar proyectos y networking, en la calle Karaiskaki 28, podéis encontrar vuestro sitio en  Impactat Hub Athens.

Disfrutando del tiempo libre en Psiri podemos pasear por sus calles inundadas de grafittis artísticos, tiendas, galerías de arte. Si sois como yo y os gusta bucear en la  cultura local no podéis perderos el mercado central en la calle Athinas. Si os gusta la comida la zona tiene una amplia selección de sitios donde poder comer, entre todos a mi personalmente me gustó mucho ir a comer en la taberna Nikitas en Ag. Anargiron 19, donde con poco presupuesto podemos disfrutar de una buena comida casera griega, os aconsejo probar el Tzatziki de la casa ¡muy rico!. Por la tarde os aconsejo una visita en el pintoresco Little Kook en la calle Karaiskaki n.17 donde entre una decoración inmersa en el mundo de cuentos y hadas podemos comer una espléndida tarta o probar un café griego, y por la noche en Psiri hay una gran selección de locales donde probar comida local pero sobre todo escuchar música en vivo.

Pero como siempre en la vida creo que unas imágenes valen mil palabras, por eso sin mas me despido y os dejo con una galería sobre Psiri.

 

Arqueología Ciudades Viajes

Arezzo arte patrimonio y lujo

Arezzo arte patrimonio y lujo

Arezzo arte patrimonio y lujo

La ciudad de Arezzo se sitúa en el medio de cuatro valles, en el pasado fue una de las ciudades estado etrusca y una importante ciudad romana. En la edad media fue una de las primeras ciudades en ser dotadas de un gobierno popular. Durante el siglo XIV la ciudad hubo un gran desarrollo bajo la guía del obispo Guido Tarlati, que contribuyó a un fuerte desarrollo del gobierno local y a un renacimiento cultural y artístico de la ciudad. Durante la edad media florecieron las artes en la ciudad aretina durante este periodo se construyen: La pieve de S. Maria ejemplo de románico toscano, La Catedral de estilo gótico y La iglesia de San Domenico enriquecida por la extraordinaria cruz pintada por el Cimabue.

Desde la derrota en Campaldino en 1289 la ciudad de Arezzo pasó a formar parte del territorio de la república de Florencia. Bajo el gobierno de los Medici, en particular bajo el granduca Cosimo I, la ciudad fue rediseñada. El espacio más representativo de la ciudad es Piazza Grande que fue repensada con la inserción de las Loggie Vasariane. En el colle San Donato bajo las directivas de Cosimo I fue construida la Fortezza Medicea de forma pentagonal, ejemplo de referencia en la arquitectura defensiva del XVI siglo.

Arezzo fue un lugar de artistas y literatos. En la ciudad Aretina se encuentra el testimonio de artistas como el Cimabue y Piero della Francesca. Tierra natal de Guido d’Arezzo, figura central de la música de la Edad Media junto con Hucbaldo. De Petrarca, figura clave en la cultura y desarrollo del idioma italiano y del arquitecto y humanista Giorgio Vasari.

Actualmente la ciudad aretina es conocida por la moda y la joyería, que son las actividades económicas principales de la ciudad. Arezzo cuenta con una actividad cultural importante que tiene su epicentro a finales de primavera y principios de verano.  Ya sea por tren y/o coche es una ciudad fácilmente alcanzable desde todas las ciudades toscanas.

Durante mi estancia (puedes leer más en Tres ciudades para un weekend viajero) estuve en el Piccolo Cavour, un palacio del 1700 en el corazón del casco antiguo de la ciudad. Un sitio único sea por la hospitalidad por los dos dueños Elisa y Riccardo, como por la ubicación del mismo y la belleza de las habitaciones con un  justo equilibro entre la belleza de lo antiguo y el confort moderno.

En conclusión si buscáis una meta diferente, donde la historia, el  arte, el lujo y la tranquilidad os rodeen Arezzo es la ciudad para vosotros. Os aconsejo vivamente visitarla.