Sobre Mi

¡Hola tod@s un placer conoceros! Si habeis llegado hasta aquí ya sabréis que me llamo Andrea Vincenti. Nací en el 1980 en Italia, en un antiguo pueblo medieval del Salento llamado Tricase. Mi estancia en el Salento duró hasta los 18 años, cuando emprendí mi primer viaje para cumplir mi gran sueño de convertirme en arqueólogo. Me mudé, viví y estudié en la ciudad de La Torre, ¿La Torre? Sí cari amici estamos hablando de Pisa, en Toscana. Mi sueño se hizo realidad en el 2004, cuando me licencié en “Conservación de los bienes culturales y naturales” en el área  arqueología con especialización arqueología medieval. ¡¡¡¡Madre mía!!!! Leído así parece el título de alguna organización de los Monty Python… pero bueno los académicos son así, todas estas palabras para afirmar que ya podía presentarme a la gente como arqueólogo. Saqué también las máximas calificaciones y obtuve la Medalla de Honor de la Universidad de Pisa. El rector de entonces me dio la mano y me organizaron una ceremonia de premiación, pero en tan solo un mes pasé de ser licenciado en… (bueno utilizamos el título corto) arqueología a estar en el paro. En mi búsqueda de trabajo activa, que en aquel tiempo esto se quería decir móntate en bici y  dale el curriculum a todo el mundo, acabé por encontrar en 2005 trabajo en un importante banco y así fue como cambie mi bici por miles de horas de vuelo a lo largo y ancho de Italia y Europa. El banco estaba especializado en productos financieros y gestión de grades superficies comerciales. Trabajé con ellos unos dos años gracias  a los cuales aprendí muchísimo sobre comunicación, marketing, emprendimiento e internacionalización.

dsc_0539

Entre el 2007 y el 2009 volví a vivir establemente a Pisa donde trabajé para otro banco y para una web agency. En este periodo pero no paraba de pensar que con mi experiencia laboral y académica podía ofrecer mucho en el campo de la investigación. Con la misma idea  también surgió en mí la ambición de conocer y viajar por el mundo y, aunque no sabia nada de español (si alguna palabra o frase os parecen raras o itañolas os pido disculpas amigos lectores), me surgió la oportunidad de hacer el DEA en la Universidad de Extremadura. Entre 2009 y 2014 estudié, aprendí y formé parte de un grupo de investigación de la Universidad de Extremadura. En mi última fase en dicha institución me ocupé del estudio de la población infantil de época bajo imperial de la capital de la lusitana Romana Emerita Augusta. En esta fase de vida académica ya no podía aguantar más el aburrimiento de un mundo que se mueve y se adapta a la realidad a su alrededor a la misma velocidad que un dinosaurio en patinete (citación de mi amigo Víctor Gibello Bravo). Entonces conocí a Marta lozano Molano que compartía los mismos principios e ideas sobre las vida, la cultura y el trabajo. Así fue como junto fundamos en 2015 WAZO, una firma global que se ocupa de Innovación, Marketing digital y Creación de Contenido Cultural (¡Visita wazo.es  y wazogate.com!). Llegando rápidamente a tener una comunidad de 500.000 personas mensuales. Desde el mismo año soy también editor de Wazo Magazine (ISSNN 2444-1201) un bimensual digital gratuito que se ocupa de Arte, Cultura y Lifestyle. En estos últimos años he podido retomar mi pasión por la arqueología y el patrimonio. El objetivo de mi blog es poder compartir mi conocimiento como viajero, arqueólogo y emprendedor con todos vosotros. Y sin más dilación ¡que el barco deje el puerto y que el viaje tenga comienzo!

“No hay tierras extranjeras. Quien viaja es el único extranjero”.

– Robert Louis Stevenson